Fallas Más Comunes Del Sensor De Oxigeno (O2)

Fallas Más Comunes Del Sensor De Oxigeno (O2)

Autor: zonadelmotor.com

La sonda lambda o el sensor de oxígeno de un automóvil o camioneta se encarga de monitorear el nivel de oxígeno en el escape del vehículo.

Un sensor defectuoso puede interrumpir el ciclo de combustión controlado por el ordenador del vehículo y hacer que el motor funcione de forma brusca o “fallida” mientras está al ralentí. Sabemos que esto puede preocuparte por ello aquí puedes leer todo sobre las fallas comunes del sensor de oxígeno.

El sensor defectuoso o con problemas también puede causar que el motor golpee y haga ping, ya que la combustión del combustible en las cámaras del motor se sale de su secuencia normal de sincronización.

Si se interrumpe el sistema de encendido del motor, el sistema de suministro de combustible a las cámaras de combustión también puede resultar defectuoso, lo que provoca que se bombee demasiado combustible al motor.

Los fallos en el sensor de oxígeno también puede resultar en una pérdida de potencia del motor y un menor kilometraje de gasolina. Los sensores de oxígeno defectuosos que interrumpen la sincronización del motor y la mezcla de combustible y aire pueden aumentar la emisión de contaminantes a la atmósfera. En fin aquí una lista de los problemas más comunes del sensor del oxígeno.

Problemas comunes del sensor de O2 imagen decorativa
Problemas comunes del sensor de O2

1. Problema con luz de revisar motor

Generalmente, una luz de revisar motor te dará la primera indicación de que podrías tener tu sensor de O2 en malas condiciones. Frecuentemente, el código del motor puramente indica que existe un problema con el sensor de oxígeno, o entre otras razones puede informar que hay una “errada funcionalidad con el circuito de calefacción”.

Es una buena idea tratar de chequear el sensor de oxigeno o sonda lambda antes de sustituirlo. Continúa leyendo: Cómo probar una sonda lambda o sensor de O2.

2. Sensor de oxigeno quema más combustible

Ya sabes que la principal señal de que existe un inconveniente con la sonda lambda de tu vehículo es cuando percibes que está encendida la luz de “Check Engine”. El sensor de oxigeno malo o con problemas te puede causar problemas de quemado de combustible excesivo.

Hay al menos un solo sensor delante del catalizador, más otro en cada colector de escape del auto. Sigue leyendo y aprende: Cómo reemplazar un mal sensor de oxígeno.

3. Fallas en la conducción

Los sensores de oxígeno de automóviles establecen en tiempo real si la relación de combustible del aire del motor de tu coche es baja o elevada. Los sensores de oxígeno esencialmente duran de 30 mil millas a más de 100 mil millas.

Manejar con un sensor de O2 o una sonda lambda mala podría causarle daños a tu vehículo. Si quieres saber si se puedes conducir con un sensor de oxígeno averiado puedes leer: Cómo conducir con un sensor de oxígeno dañado.

4. Problemas de funcionamiento

Las sondas lambdas son unos pequeños dispositivos en tu vehículo que calculan y equilibran la relación entre el oxígeno y el combustible. Este dispositivo como parte del sistema de control de emisiones, se encarga de llevar datos al módulo de control de potencia del auto, que es la mente de la computadora del carro. Si presentas problemas respecto al funcionamiento óptimo de la sonda lambda o sensor de oxígeno, sigue leyendo e infórmate sobre: Cómo arreglar un sensor de oxígeno.

5. Mal rendimiento del motor

Un sensor de oxígeno averiado o una sonda lambda dañada puede afectar de manera negativa el rendimiento de un motor de varias formas. Dado la importante función que desempeña un sensor de oxígeno en el sostenimiento de los niveles óptimos de aire y combustible en un motor en marcha, cualquier situación anormal o escasa del sensor de oxígeno puede generar algunos síntomas anómalos en el motor. Sigue leyendo y aprende: Cuáles son los síntomas de una sonda lambda mala o dañada.

 Fallas comunes de la sonda lambda
Fallas comunes de la sonda lambda

6. Problemas con el sensor de oxígenos trasero

Los sensores de oxígeno miden la mezcla de oxígeno y gas expulsado del coche. Esto ayuda a la computadora a diagnosticar el clima en que tu auto funciona y además está entre las regulaciones federales de contaminación.

Varias personas quitan el sensor de oxígeno trasero situados directamente delante del convertidor catalítico para poder lograr quitar la luz de control del motor. Infórmate más y lee: Cómo invalidar un sensor de oxígeno trasero.

7. Inconvenientes al sacar los sensores

La sustitución de varios sensores de oxígeno es una tarea simple, los diseños de los coches más novedosos pueden frustrar hasta a los mecánicos más habilidosos cuando se trata de cambiarlos y esto se debe a la falta de acceso.

Favorablemente, siempre se puede hallar la herramienta ideal para el trabajo. Sigue leyendo y aprende: Las mejores formas de quitar una sonda lambda o sensor de oxígeno.

8. Falla por emisión de humo

Los motores de los coches originan energía quemando gasolina en presencia de O2 del aire que nos rodea, y el sensor de oxígeno, es un dispositivo crítico para la funcionalidad óptima de casi todos los vehículos que no tienen más de cuarenta años.

Cuando funciona adecuadamente, el sensor de oxígeno no hace que el motor emita humo, sin embargo si el sensor falla puede hacer que salga humo negro del tubo de escape. Descubre todo sobre las: Causas y razones que hacen que el sensor de oxígeno emita humo.

9. Problemas de error de sistema

Si usas tu coche para carreras a todo terreno es posible que quieras pasar por alto la sonda lambda para que puedas poner a punto el motor de una manera más eficaz y no tener que preocuparte de algún un error de sistema y chequear el código de la luz del motor. Si quieres evitar este error lee y aprende: Cómo falsear los sensores de oxígeno.

Comparte esta nota