Control electrónico de estabilidad (ESP): Cómo funciona

Control electrónico de estabilidad (ESP): Cómo funciona

club.autodoc.es

El programa electrónico de estabilidad ESP proporciona asistencia al vehículo en situaciones complicadas en la carretera. Este sistema ESP se encarga de detectar el derrapaje y de contrarrestarlo de manera efectiva, mejorando la seguridad al volante.

Gracias a este sistema de la seguridad activa, se consigue reducir hasta el 80% de los accidentes provocados por el derrape no controlado. Para hacer esto, el ESP coche se activa hasta 25 veces por segundo, comparando la dirección del movimiento con la ruta prevista por el conductor.

Pero, ¿Cómo funciona el control estabilidad ESP? ¿Qué es el botón ESP del coche? ¿Cómo solucionar una avería en el ESP? Todas las respuestas a estas preguntas pueden encontrarse en este artículo, siga leyendo para comprobarlo.

¿QUÉ ES ESP?

El sistema ESP es un sistema electrónico por ordenador destinado a mejorar la seguridad del automóvil. Actualmente, puede encontrarse en casi todos los coches modernos y sirve para mejorar la estabilidad de un vehículo detectando y reduciendo las pérdidas de tracción para evitar el derrapaje.

El principal fabricante y proveedor de este sistema de seguridad es Bosch, aunque cada fabricante realiza los ajustes pertinentes para adaptarlo a las características de sus modelos en particular. Algunos fabricantes incluso han creado sus propias versiones del sistema ESP coche.

El sistema ESP está compuesto por varios componentes, sensores eléctricos, actuadores y una centralita, necesarios para su funcionamiento:

  • Sensores. Van instalados en determinadas partes del vehículo y se encargan de recoger la información del funcionamiento del vehículo necesaria. Incluye sensores del ángulo de giro del volante, sensor del pedal de freno, sensor del acelerador o sensores de ángulo de guiñada.
  • Unidad de control electrónico. La unidad de control electrónico (ECU) procesa la información recibida de los sensores y envía las señales pertinentes a la unidad hidráulica para regular el par motor o procurar el accionamiento del sistema de frenos.
  • Grupo hidráulico. Se encarga de llevar a cabo los comandos recibidos de la ECU, por ejemplo, accionando los frenos o ajustando el modo de funcionamiento del motor. Este grupo esta formado por un motor-bomba, válvulas y un depósito para el fluido hidráulico.

Conviene recordar que la Unión Europea obliga desde noviembre del año 2014 a instalar este sistema en turismos, vehículos industriales ligeros, medianos y pesados y en autobuses de nueva matriculación.

A continuación, vamos a ver con detalle cómo funciona el ESP.

→ En relación con este artículo, le interesará leer: ¿Qué es el ABS?

¿CÓMO FUNCIONA EL SISTEMA DE CONTROL ELECTRÓNICO DE ESTABILIDAD?

Como ya hemos mencionado, existen distintas versiones del ESP coche realizadas por los distintos fabricantes, el sistema incluso puede encontrarse con otros nombres.

No obstante, básicamente, su funcionamiento es similar:

  1. Los sensores se encargan de captar la información relevante para el funcionamiento del ESP: el ángulo de giro del volante, la fuerza lateral ejercida sobre el coche o la velocidad de giro de las ruedas.
  2. La información recopilada se envía al procesador (ECU) para su procesamiento. Estas señales de los sensores se analizan y se procesan inmediatamente. Así, la ECU detecta si se está produciendo un desfase entre la trayectoria establecida por el conductor y la trayectoria real del vehículo.
  3. En caso de detectarse este desfase, el sistema procede a corregir automáticamente la trayectoria del vehículo, frenando las ruedas según se necesite, por medio del sistema ABS o ajustando el modo de funcionamiento del motor y, en consecuencia, el par motor.

Estas medidas se toman de manera automática y según se necesite, de manera simultánea si es necesario. El sistema ESP trabaja junto con el sistema ASR (control de tracción), integrado en el primero. Su función es la de evitar los derrapes y la estabilidad del vehículo al acelerar.

Otros sistemas que trabajan de manera coordinada con el ESP son el sistema de frenos antibloqueo ABS, el sistema de reparto electrónico de frenada EBD y el sistema de control de tracción ASR, que ya hemos mencionado.

→ ¿Preocupado de su seguridad al volante? Entonces, le interesará conocer las mejores pastillas de freno.

AVERÍA EN EL ESP

Aunque una avería en el sistema ESP no impide que circulemos, en caso de producirse una pérdida de estabilidad, el sistema no funcionará para corregirla. Por lo tanto, la seguridad activa de nuestro vehículo se verá gravemente comprometida.

Si se producen averías del sistema ESP, es posible que el motor no funcione como debe: puede ocurrir que la propia unidad de gestión del motor limite la potencia o el funcionamiento del propulsor, perjudicando la aceleración, la velocidad máxima o la respuesta del vehículo.

En caso de que ocurra alguna avería en el ESP, veremos el testigo ESP encendido. Lo primero que debemos hacer en este caso es quitar el contacto y encenderlo de nuevo. Si este sigue encendido, moveremos el vehículo unos metros y volveremos a repetir el apagado y encendido.

Puede ser que los sensores no hayan realizado la lectura correctamente y por eso el testigo ESP se enciende. Igual puede ocurrir con el sensor del pedal de freno y del volante, accionaremos el pedal y giraremos el volante para comprobar si se trata o no de un fallo de lectura pasajero.

Una de las causas más frecuentes de los fallos en los sensores del sistema ESP es la suciedad. En caso de que entre barro, polvo u otros residuos, pueden ocurrir fallos de los sensores ESP. Si este es el caso, debe limpiarse bien el vehículo poniendo atención especial en los puntos de montaje de estos sensores.

Igualmente, deben revisarse y limpiarse los sensores instalados en los pedales de freno y acelerador. Sin embargo, esto requiere su desmontaje y limpieza con un producto limpiador de contactos. También debe comprobarse el correcto funcionamiento de la batería y el alternador, el fallo puede venir de ahí.

Después, comprobaremos si el testigo ESP sigue encendido. Si así es, se realiza un diagnóstico en un taller mecánico con el equipo adecuado. Así localizarán el problema rápidamente y sabrán si se trata de algo más grave, como una avería de la centralita, los acelerómetros, los sensores de las ruedas…

→ Consiga una máxima seguridad aprendiendo el por qué del sobrecalentamiento de los discos de freno.

Conclusión

Ahora conocemos mejor por qué está el testigo ESP encendido, el significado de ESP en autos y el procedimiento a seguir para solucionar los problemas del ESP. La importancia del sistema ESP de seguridad activa es innegable, por lo que debe ser motivo de preocupación si no funciona.

Como siempre, recomendamos consultar con mecánicos profesionales si tiene que solucionar cualquier avería del sistema ESP coche, pues necesitará disponer de equipamiento especializado para el diagnóstico del ESP, en caso de que la limpieza de los sensores no resulte efectiva.

Comparte esta nota